martes, 11 de noviembre de 2008

GEOGRAFIA

GEOGRAFIA DEL MUNICIPIO DE OCAÑA





LOCALIZACIÓN



El municipio de Ocaña se encuentra ubicado en la región occidental del departamento, siendo sus coordenadas geográficas las siguientes:


· Longitud Oeste de Greenwich 73° 21’ 28”
· Latitud Norte 8° 14 ’ 11”


ÁREA

627,7 Km2


ALTURA SOBRE EL NIVEL DEL MAR




La cabecera municipal se encuentra ubicada a 1.202 metros sobre el nivel del mar.



LÍMITES


Los límites del municipio de Ocaña son:

Norte: Municipio de Teorema, Convención, y El Carmen.
Sur: Departamento del Cesar.
Este: Municipios de Abrego, La Playa y San Calixto.
Oeste: Departamento del Cesar.



SITUACION GEOGRAFICA


La ciudad está situada en un valle desigual y quebrado, bañado al Oeste por el río Grande o Tejo de donde se surte de aguas la mayor parte de la población y rodeada por varias colinas que las resguardan como vigilantes atalayas, de las cuales las principales son: “El cerro de la horca” en donde se levantaban airosas las dos torres del inalámbrico y un cómodo edificio para menesteres del mismo. A un lado extiende sus brazos protectores una grandiosa estatua de Cristo Rey; el de “El Molino” y “El Cerro 28”, donde se libró un combate en una de las guerras que tanto azotaron a Colombia.



CLIMA


Piso térmico templado, con una temperatura no inferior a los a los 17ºC y con tendencia al frío y al calor en sus limites superior e inferior. Con lluvias en los meses de marzo, abril, agosto, septiembre, octubre y noviembre




TEMPERATURA


La temperatura promedio de Ocaña es de 22 °C.



RELIEVE



El municipio de Ocaña, que por lo general está formado por rocas ígneas encierra zonas metamórficas a manera de caña que se introduce en el occidente desde el sur del municipio hasta Convención. Alrededor de la ciudad encontramos las rocas granitoídes gruesas con isleos intercalados de feldespatos, cuyos elementos han sido muy descompuestos por la erosión. Cubren el terreno formado una depresión extendida especialmente de la Floresta a Abrego. La depresión se haya rodeada de formaciones porfídeas (materiales eruptivos paleozoicos, muy blando) más duras que las rocas del fondo.

La particularidad de que los estratos cretáceos y metamórficos que cubren el costado del cordón orográfico de Ocaña por la vertiente del Magdalena se encuentran levantados y adyacentes a este relieve andino con buzamiento al occidente, prueba claramente que se elevó un núcleo ígneo con la consiguiente reapertura y resquebrajamiento de la cubierta cretácea, con lo cual los estratos superiores pudieron ser barridos fácilmente por la acción de los agentes atmosféricos y de las aguas corrientes.

Esto explica porque se desgastan más las rocas granitoideas que las porfídeas por lo cual la erosión ha podido ser más eficaz en la zona de la hoya de Ocaña. Esta es una depresión meseta alargada en la cual se recogen las aguas altas del Catatumbo. Le son característicos sus fondos cortados por la erosión en cuchillas enormes de cantos blancuzcos rodeados de relieve, que escalonan sus cumbreras rojizas como si fueran el resultado de una erosión general en tiempos geológicos en que el macizo se hallaba menos realzado. La falta de árboles y el predominio del pajonal lo ponen al descubierto.

La depresión de Ocaña se alarga hacia el sur aproximadamente por 30 Km, hasta Abrego aunque dividida en compartimientos.

Las mismas rocas ígneas granitóideas constituyen el fondo de la depresión y la base de la vertiente, la cual presenta formaciones esquistosas en las alturas, con lo que resultan propicias al cultivo, especialmente de la cebolla que es el más importante producto agrícola de la región.

Como alturas de relativa importancia encontramos Agua de la virgen, Pueblo Nuevo, Buena Vista y el Alto de los Patios.


MINERALOGÍA


Cuarzo en grandes gramos, con inclusiones; en enoscovita en láminas muy abundantes con inclusiones de granate y minerales metálicos; biotita negra; turmalina en cristales radiados; granito de grano medio, con cuarzo ortoclasa, plagioclasa.

Greisen. Rocas compuestas de grandes masas de cuarzo con inclusiones de casiterita y pequeñas láminas de mica dorada.

Porfido. Masa fundamental holocristalina, compuesta de plagioclasa y cuarzo con algunos productos secundarios como clorita y calcita, fenocristales de plagioclasa y cuarzo.



HIDROGRAFIA


El suelo ocañero está regado por el río Catatumbo; por el río Tejo y por varias quebradas.


El Catatumbo.

Es conocido en la región de Ocaña con los nombres de río de La Cruz, Guayabal, Algodonal y río de los Carates. Nace con el nombre de Oroque, en la serranía de Jurisdicciones, en una rama de la Cordillera Oriental del Municipio de Abrego en una finca llamada antiguamente “Muela de Perro”, hoy denominada la María donde está la laguna “Pan de Azúcar” de la que parten dos corrientes, la oriental llamada “Las Doradillas” que se convierte en el río Oroque y la occidental o de “Las Chorreras”, que da vida al río Frío. Ambas descienden por vertientes abruptas con rumbo sur-norte.

Antes de Abrego, en las veredas del “Otro Lado” y “Soltadero” se unen las dos vertientes tomando el nombre de “Los Carates” que al recibir las aguas de la quebrada “Los Pozos” recibe el nombre de algodonal para atravesar la Llanada de Abrión, pasa por el boquerón de Angostura, se precipita en la depresión de Ocaña donde recibe al río Tejo; cambia su rumbo hacia el Noroeste y sigue bordeando las faldas de la Sierra de Teorema, el nombre de Algodonal lo conserva hasta el Puente del Carreteable que une los municipios de Teorama y San Calixto. Continúa para recibir más adelante la quebrada del Banco unida a la Búrbura; sigue su curso nordeste hasta recibir la quebrada Tiradera o Cartagena, y allí describe un arco en cuyo fin recoge las aguas del Tarra; después de esta afluencia el Catatumbo toma dirección norte y toma otra gran curva hasta recibir las aguas del Río San Miguelito y traza otro arco nuándrico hasta la desembocadura del Río de Oro, luego de lo cual penetra en territorio venezolano y vierte finalmente sus aguas al lago de Maracaibo.

Tiene una longitud de 45 Km. desde su nacimiento hasta su desembocadura. Como Algodonal tiene una longitud de 40 Km.

Río Tejo.

De 6 ½ leguas de largo, o 20 Km. recoge todas las aguas de la depresión Ocañera e irriga el municipio. Durante varios siglos fue la principal fuente de agua potable de los ocañeros.

Las quebradas son numerosas pero por lo general se secan en determinadas épocas del año.

Son de relativa importancia: La Cagona que también se denomina de Mal Nombre o del Enol, porque recibe las aguas negras de Ocaña, desemboca en el Río Chiquito, con extensión de 4 Km.; también de aguas negras que rinde su caudal al río Tejo.





La Quebrada Del Estanco.


Que forma en su recorrido una serie de cañones angostos que no permite que sus aguas sean utilizadas para la agricultura.

La Quebrada De Venadillo, con extensión de 5 Km.

La Quebrada De La Vaca, con 3 Km.

La Quebrada Seca, con 2 Km.



LA ECONOMIA OCAÑERA







INDUSTRIA



La industria ocañera, hoy venida a menos, tuvo su bonanza durante la década del veinte, cuando las casas exportadoras como Pacheco e Hijos, Roca & cia, Jácome Niz y otras estimulaban su desarrollo. Por doquiera se encontraban laboriosos trabajadores dedicados a la fabricación de calzado, dulces, velas, jabón y ropa. Por otro lado estaban las tostadoras y trilladoras de café y las fábricas de gaseosas de gran auge en Ocaña. A mediados de 1920 don Gonzalo Calle Ángel inicia la fábrica de Gaseosas Calle y don Jorge Elí Navarro la fábrica de Gaseosas Favorita. La fábrica de café San Roque se funda en 1950 y la Embotelladora Tisquirama en 1957, de propiedad de don Efraín Pacheco Yaruro y don Alfredo Matos.

Estas empresas combatieron el desempleo y mejoraron el nivel de vida de los ocañeros algunas como la fábrica de camisas, prefería realizar contratos con personas que tuvieran en sus casas máquinas de coser y pagaban por el número de prendas confeccionadas.

Todas estas industrias sucumbieron ante la competencia de los ricos monopolios; el ingreso de mercancías que aunque de menor calidad se conseguían a menores precios, la mecanización, los costos de transporte y las dificultades para la apertura de mercados, pero especialmente la falta de estímulos y los fenómenos de la violencia, arrasaron la industria casi artesanal de los ocañeros.
FABRICAS DE GASEOSAS CALLE

La Fábrica de gaseosas Calle empezó a funcionar en el año 1918. Trabajaron 30 mujeres. La gaseosa se envasaba con un embudo y las botellas eran blancas y verdes. El agua que se utilizaba para hacer la gaseosa, era una que venía de un arroyo llamado El Trianón, en las montañas. Esta agua era tan pura que no necesitaba ningún tratamiento. Las gaseosas eran transportadas en mulas y había gran cantidad de ellas como una flota. La gaseosa se tapaba con tapones de corcho una por una. Luego apareció la tapa moderna. Todo el proceso era manual y el mayor problema era el envase que, a la tercera lavada se reventaba. Pero además había otros problemas, la tecnología. Pues casi todo era manual y fábricas como Postobón comenzaban hacer competencia con máquinas modernas.


FABRICA DE GASEOSAS LA FAVORITA

En el año 1930 fue instalada en Ocaña la primera fábrica de gaseosas del departamento Norte de Santander la cual fue denominada FABRICA DE GASEOSAS LA FAVORITA de propiedad de don Jorge Navarro. Esta fábricas de gaseosas se instaló en la calle octava con carrera séptima esquina.
Cantidad de mujeres y hombres laboraban en ésta fábrica, la cual producían gaseosas de sabor a: cola, naranjada, uva, soda y la muy apetecida cremasoda, la clave del éxito del sabor consistía en la calidad del agua, pues ésta gaseosa era elaborada con agua de trianón, y sus esencias eran traídas desde los Estados Unidos. El barrio la costa se caracterizaba por la cantidad de aljibe que se encontraban en el sector LA FABRICA DE GASEOSA LA FAVORITA contaba con su aljibe propio, la cual estaba acompañado de un molino grande que con la brisa se movía e impulsaba el agua hacia los tanques de almacenamiento.
Don Jorge Navarro se preocupaba por mantener ésta fábrica en buen estado, hasta el punto de atraer personas capacitadas en la materia. Es de destacar al señor Néstor Paubloth quien por interés de don Jorge vino a esta ciudad desde Barranquilla a prestar sus servicios.
Cuenta doña Carmelita de Paubloth esposa de don Néstor empleada de ésta fábrica, que los envases eran de color verde y azul, y en su etiqueta decía fábrica de gaseosas la favorita, su sabor y también decía elaborada con agua el trianon.

Que la producción era numerosa, y que los camiones llegaban, cargaban y transportaban la gaseosa para el Carmen, Convención y Abrego; recuerda doña Carmelita a Rito Velásquez y a Otilio Noriega de Convención que eran los que más compraban la gaseosa. El medio de transporte de la gaseosa para la venta en la ciudad eran las mulas, y sus canastas eran hechas en madera con capacidad de 12 envases.
Al morir don Jorge Navarro, la fábrica comenzó a decaer y doña Consuelo la esposa de Don Jorge junto con su hermana trataron de mantenerla, pero fue muy difícil lógralo. Hacía los años 70 se inventó la realización de los también famosos vikingos la favorita de gran aceptación. Pero los años pasaron y la famosa fábrica de gaseosa la favorita comenzó a decaer hasta el punto de cerrarla y acabar con ella.
Actualmente no hay nada por rescatar de esa famosa fábrica que si hoy existiera sería mucho el empleo que estuviera generándose en esta histórica pero olvidada ciudad.

Comercio: El 74,6% de los establecimientos registrados pertenecen a esta rama. El 22,3% es del sector servicios, prevaleciendo los talleres de mecánica, salones de belleza, entidades financieras y empresas de transporte.
Ocaña, ubicada estratégicamente en el oriente colombiano, históricamente ha concentrado actividades de comercio y servicios a la región y la Provincia, a tal punto que es la despensa de consumo y distribución de productos para otras ciudades.


AGRICULTURA





Si analizamos las actividades dinámicas del sector agrícola considerando empleo, superficie cosechada y producción, la cebolla cabezona, el café, el tomate y el fríjol son los más importantes del municipio, representan el 94,3% del área sembrada; siendo los más seguros por mercadeo el café y el fríjol, y el de mayor rentabilidad en ciertas épocas la cebolla por las fuertes oscilaciones de precio. Además la cebolla es la que más contribuye a la generación de empleo.
Las frutas de Ocaña y sus cercanías son famosas por su sabor, entre ellas tenemos profusión de: guanábanas, de cuyos sorbetes son adictos los ocañeros; guayabas de castilla, papaya, guayabitas arrayanas, guayabas agrias, caymitos, ciruelas cocotas, guamas, pomarrosas, mamones, toronjas, mangos, mangas, guineos, guineitos paso o dominico, berenjenas, anones, naranjas, además de piñas que se exportan a la Costa. Para el consumo se cultiva plátano, yuca, arvejas, garbanzos, maíz, apio, cilantro, etc. El cultivo del fique también se ha incrementado. El área sembrada corresponde al 1,17% de la extensión municipal.

LA INDUSTRIA CEBOLLERA


Escribe don Carlos Daniel Luna Manzano. "La cebolla es el más importante de los productos agrícolas de la región. Su nombre científico es Allium Cepa, de diversidad de formas entre las cuales las más apetecidas y comunes son: La tipo Manzana, la achatada, la oblonga, la oblata y actualmente con mayor profusión, la bermuda.

La Playa es el centro de esta importante industria. Antes de la década de los años 20, actuaban en el barrio La Piñuela varios compradores, entre ellos don Ramón Pacheco, don Miguel Rincón, don Lisandro Vergel, don Santiago Reátiga, don Elfido Manzano, don Esteban Sánchez, don Ramón Rozo y otros, pero las compras no eran permanentes ni los precios regulados, pues fluctuaban caprichosamente en gracia de la competencia que se hacían unos a otros, con grave detrimento de los productores playeros, quienes mañaneaban con sus recuas cargadas de cebolla, hacia ese barrio, el más rico y comercial de Ocaña en aquella época. Empero quienes le dieron impulso a la producción y exportación, fueron los señores Jácome Niz, o más propiamente la Casa Comercial Jácome Niz, donde se realizaban las mercancías y los artículos más finos y valiosos, importados directamente desde París. Eran socios de tan prestigioso establecimiento don Pablo Heli, don José Antonio y don Julio Renato; el último notable pianista y compositor.

Ellos fundaron el Sindicato de la Playa que consistía en un contrato solemne que firmaron la mayoría de productores de La Playa, comprometiéndose bajo la mayor responsabilidad a entregar a la gerencia 400 cargas mensualmente, a un valor fijo por carga que no podía alterarse de manera alguna, así subiera o bajara el precio en Barranquilla que era el mercado principal. El valor concertado era de $ 7.oo por carga de 10 arrobas, con la condición de mejorar el precio al prorrogarse anualmente el contrato. Esta medida favoreció y estimuló a los productores, por cuanto abrió los mercados y evitó las fluctuaciones del precio, pero no fue de larga duración, ya que contra ella se interpuso el contrabando del artículo y la presión de los demás compradores.

Poco después don Eustacio Carvajalino firmó otro contrato similar, con los antes asociados, pero la compra de una costosa casa en el barrio Tacaloa, para la administración del negocio, les hizo perder parte del capital social y el intento fracasó. Posteriormente dos jóvenes comerciantes playeros, don Ismael, y don Francisco Arévalo Claro, organizaron compras en su naciente Casa Comercial de La Playa; don Francisco adquirió tierras, y así continuó con su doble función de comerciante y productor. Don Ismael se estableció en Ocaña, y con don Ramón Pacheco fundó el principal establecimiento de compra en la Piñuela. Negocio que favoreció a los cultivadores por la estabilización de los precios y fechas fijas para su despacho. Después don Ismael compró a don Ramón la parte del negocio y para atender las operaciones en Barranquilla, fundó una sucursal en esa plaza, la que fue atendida durante largo periodo por don Luis Pocaterra. La exportación cubría su primera etapa a Puerto Gamarra a lomo de mula, y ese anticuado sistema de transporte ocasionaba demoras y pérdidas por el mal trato que recibía el producto en el fragoso; trayecto.

PECUARIA





Es de tipo extensivo, no tecnificada y se ha reducido en la región debido a los problemas sociales y de seguridad. Actualmente hay aproximadamente 5492 cabezas, de los cuales un 70% corresponde al sistema de doble propósito.

AVICULTURA





La avicultura es una actividad importante en el municipio. De acuerdo con cifras de la URPA, la población avícola actual es de 100.000 animales de los cuales el 60% corresponde a aves de postura y reproducción y el 40% a pollos de engorde.

Esta actividad se concentra principalmente en el corregimiento de Venadillo, las veredas Guayabal, Aguas Claras y la Rinconada.

PISCICULTURA

En la actualidad se está implementando el cultivo de las especies de mojarra roja, cachama, carpa y bocachico en forma intensiva a través de la oficina de la UMATA, sirviendo de puente con la comunidad para la compra y la asistencia técnica para la producción.

Se han realizado cultivos en estanques en tierra y concreto e igualmente en los reservorios o lagos la implementación de las jaulas; lo que ha dado buenos resultados.

A través de la UMATA en convenio con la Asociación de Municipios se han entregado más de cien mil alevinos de las especies antes mencionadas.


MINERÍA


Hay un potencial en manganeso, bauxita, talco y arcillas. De las 30 minas activas, el 81% corresponde a la explotación de arcillas, el 5% a calizas, el 8% a material de arrastre, el 2% a barita y el 2% a mármol.


MICROEMPRESA


Las principales microempresas de Ocaña, de acuerdo al diagnóstico del Sena, se encuentran en los siguientes subsectores:


SUBSECTOR No. EMPRESAS
Construcción. 150
Metalmecánica 23
Calzado 12
Maderas 65
Confecciones 50
Alimentos 27
TOTAL 327

DISTRIBUCIÓN DEL GASTO:
Alimentación: 48 %
Arriendo: 15 %
Vestuario: 10%
Educación: 06 %
Servicios: 09 %
Recreación: 02 %
Salud: 05 %
Otros: 05 %

OCUPACIÓN HABITANTES
(Cabecera Municipal)
Estudiantes: 24 %
Hogar: 22 %
Desempleados: 20 %
Trabajos independientes: 10%
Empleados Públicos: 06 %
Comercio: 06 %
Vendedores ambulantes: 05 %
Jubilados: 01 %
Patronos: 02 %
Empleados industriales: 01 %
Trabajadores agrícolas: 01 %
Otros: 02 %

Según estadísticas de la Cámara de Comercio de Ocaña en el 2002, el desempleo estimado es del 33,6%, muy por encima de los indicadores nacionales.


EMPLEO


El flagelo principal de Ocaña es el desempleo, de él se deriva la violencia, la pobreza, la injusticia social y la mayoría de los males que son causantes del proceso degenerativo que desde hace más de 30 años envuelve a Ocaña y le ha minimizado el entorno apto para la realización integral de los ocañeros.
La Cámara de Comercio realizó una encuesta en 13814 personas, cuyos resultados público en el Boletín de Indicadores económicos así:
Ocupaciones Frecuentes: comerciantes el 20,10%; Otros el 30,83%; Servicio doméstico el 9,87%; Agricultura el 6,25%; Conductores el 6,20%; Oficios varios el 5,81%; Constructores el 5,33%; Vendedores el 4,26%.
Con contrato laboral: Docentes el 5,89%; Secretaria(o) el 3,03%; Obreros el 2,43%.
La Cámara de Comercio revela que encuestó 39789 personas sobre el desempleo, de las cuales encontró que trabajan en algunos de los acápites anteriores 13814 y sin trabajo se reportaron 25975, es decir el 65,28%. Además señala que el índice de desempleo en Ocaña es del 33,60%. No obstante, si se descuentan las actividades con características de empleo subnormal y subempleo y en los sectores de la economía informal en que se desempeñan los ocañeros, nos acercan a la cifra del 70% de desempleo, lo cual esta por encima de cualquier indicador departamental o nacional.


NIVEL DE VIDA


No existen fuentes de trabajo que minimicen el problema del desempleo. La violencia ha generado una desestabilización económica que se manifiesta en la fuga de capitales y en el temor a la creación de empresas o industrias que reivindiquen la región. El miedo al chantaje, al secuestro y la aguda pobreza han generado el círculo vicioso de Perogrullo:

Sin inversión no hay empleo, con desempleo hay hambre, con hambre se genera la violencia. con violencia se erradica la inversión. Y vuelve a repetirse interminablemente.

El fenómeno tiene directa relación en la falta de presencia del Estado para atender las necesidades básicas de la provincia, en la cual encontramos municipios de pobreza absoluta, con ínfimos servicios públicos, como el Tarra, donde el analfabetismo alcanza niveles cercanos al 52% y vías de comunicación que producen vergüenza en pleno siglo XX.

Un estudio del Fondo de Emergencia y Solidaridad social, en informe del exgobernador Antonio José Lizarazo concluyó que de los 65 municipios más pobres de Colombia, 7 se localizan en el Norte de Santander y son todos de la provincia de Ocaña.

Ante la inseguridad en los campos se produce el éxodo masivo de la población campesina hacia las ciudades agudizando los problemas urbanos. La falta de empleos oficiales y privados ha hecho del ocañero un comerciante nato, por eso proliferan desde las ventas callejeras y las tiendas de "arepa y leña", hasta almacenes especializados.

El índice de desempleo dobla los indicadores nacionales que son del 17 %.

La canasta familiar es relativamente barata, incluidos los arriendos, si se les compara con el resto del país.

La presunción de pobreza absoluta ha hecho que en el 80% de las escuelas de Ocaña, sólo se obligue comprar al estudiante el libro de lectura; los demás son dictados por profesores. De esta forma se contribuye a fomentar niveles académicos comparativamente más bajos que en otras regiones del país.


LA VIOLENCIA


La inseguridad es actualmente el peor de nuestros males, proclamó hace años monseñor Ignacio Gómez Aristizabal, obispo de Santafé de Antioquia, afirmando que la paz es fruto de la justicia.

La falta de empleo, de educación, de seguridad social, de salud; el desgobierno y en general la injusticia social dieron paso a la más terrible de las plagas: la violencia.

La década del ochenta signó de rojo y muerte la provincia de Ocaña, Entonces se hablaba de humanizar, no la guerra, sino la paz, pero actualmente la violencia tiende a minimizarse. Hace algunos años no se podía viajar por carretera, el panorama hoy es diferente, son muchas las personas que han regresado a Ocaña y los municipios de la provincia sin temor por vía terrestre.

A mayor violencia menor inversión. Los últimos años estuvieron marcados por la extensión de la violencia a los dirigentes de la región. El Representante a la Cámara Álvaro Arévalo Ferrero fue asesinado; el Senador y exministro Argelino Durán Quintero fue secuestrado de la sala de una residencia donde se encontraba y muerto en cautiverio, fueron víctimas de secuestro: el Representante a la Cámara Gustavo Silva Gómez, el Director de CORPONOR Alfonso Chamie Mazzilli. El candidato a la Alcaldía y Secretario de Gobierno Libardo Alonso Sarmiento fue asesinado. Dos alcaldes fueron víctimas de Violencia, Manuel Salvador Alsina secuestrado y sometido a un juicio guerrillero y José Aquiles Rodríguez Martínez igualmente secuestrado, sometido a juicio y asesinado.

La presencia militar ha aumentado considerablemente durante los últimos tres años en toda el área del Catatumbo lo que ha facilitado cierta tranquilidad en los desplazamientos a El Carmen, Convención Teorama etc.,



ASOCIACIÓN DE MUNICIPIOS Y CENTRO DE GESTIÓN AGROEMPRESARIAL


El área geográfica que conforma el territorio de la Provincia de Ocaña y parte del sur del Cesar, posee características biofísicas similares, al igual que una gran identidad cultural, económica, social y comercial, las cuales se consolidan aún más por las relaciones establecidas entre las comunidades que ocupan loe municipios que la componen.

Mucha de la problemática que poseen los municipios de la provincia de Ocaña puede solucionarse en la medida que se logre una mayor articulación local que permita direccionar la inversión pública de acuerdo a la priorización de problemas comunes.

La Asociación de Municipios de la Provincia de Ocaña, sur del Cesar y sur de Bolívar bajo la dirección ejecutiva de Emiro Cañizares lleva años trazando el modelo de unificación que ha logrado con creces últimamente ya que la nueva generación de alcaldes de la Provincia se comprometió con la concertación y está prestando apoyo al modelo planteado por la Asociación.

Tal vez el mayor de sus logros fue el Centro de Gestión Agroempresarial que movilizó al Ministro de Agricultura a la zona para percatarse personalmente de las bondades del proyecto y él mismo comenzó a venderlo en las diferentes regiones del país por lo que ya no es extraño ver en las calles de Ocaña y los municipios de la Provincia comitivas de alcaldes del Cauca o del Valle para estudiar y poner en práctica los ejemplos que está dando la Asociación de Municipios.